Scroll to top
© 2017, Norebro theme by Colabr.io
en es

5 obligaciones legales que hay que cumplir a la hora de montar tu startup

Quizá, en este mismo momento, te estés planteando montar tu propia startup. Tienes la idea, tienes el proyecto y el apoyo, pero, de repente, surge la pregunta: ¿Qué obligaciones legales debo cumplir para lanzar mi startup?

¡Que no cunda el pánico! A continuación te contamos 5 aspectos legales indispensables a tener en cuenta:

1. Elección de la forma jurídica

Una de las cuestiones más importantes a la hora de iniciar un negocio es la elección de la forma jurídica y, para ello, la normativa establece múltiples posibilidades. Vamos a intentar resumir algunas de ellas:

En el caso de que la puesta en marcha vaya a realizarse a manos de una única persona, ésta podrá iniciar su actividad como autónomo o constituir una sociedad unipersonal. Esta decisión dependerá de diversas cuestiones como, por ejemplo, qué tipo de competidores vamos a tener, si vamos a buscar financiación externa, el tipo de impuesto por el que queremos tributar, entre otros aspectos.

Por otro lado, en el caso de que el negocio vaya a desarrollarse por varias personas conjuntamente, es recomendable que se constituya una sociedad mercantil con el objetivo de establecer una estructura que permita regular las relaciones entre los futuros socios y la sociedad.

El tipo social que vayamos a elegir dependerá también de varios factores como, por ejemplo, el tipo de negocio que se quiera llevar a cabo y el cliente al que va dirigido, como se quiere regular la responsabilidad de los socios por la actividad empresarial y la propia estrategia, entre otras cuestiones.

En España, la forma societaria que más se utiliza cuando hablamos de startups es la Sociedad de Responsabilidad Limitada, ya que se trata de un tipo social muy fácil de constituir (solo se necesita un capital de 3.000 euros, como mínimo), tiene ciertas limitaciones en cuanto a la transmisión de participaciones y la responsabilidad de los socios es limitada entre ellos.

2. ¿Es necesario un pacto de socios?

En el caso de que la forma jurídica elegida sea la de una sociedad mercantil, resulta imprescindible la firma de un pacto de socios, esto es, un documento donde se regule las relaciones entre los socios y la sociedad.

El Pacto de Socios (también denominado acuerdo de socios) es un documento privado que se firma por los socios de una empresa con el objetivo de establecer las normas de gestión y administración que van a llevar a cabo, el rol que va a asumir cada uno de los socios, los mecanismos de transmisión de las participaciones o acciones, qué pasa si uno de los socios sale de la sociedad, entre otros aspectos.

Cada pacto de socios es único, pues responde a un modelo de negocio en particular y deberá atender a las circunstancias de cada startup. Podemos considerar que es un traje a medida.

En este artículo puedes encontrar más información sobre qué es un pacto de socios y cuáles son sus ventajas.

3. Hacer frente a las obligaciones fiscales y otras

Sea cual sea la forma jurídica elegida para lanzar tu startup, tienes una serie de obligaciones fiscales y contables que son inevitables (lo sentimos 😅): el IRPF si nos damos de alta como autónomos, el IS en el caso de constituirnos como una sociedad, por ejemplo.

También habrá que tener en cuenta otros aspectos: el pago de las cuotas de la seguridad social cuando contratemos a trabajadores o que en el caso de constituirnos cómo una sociedad habrá que formular y aprobar las cuentas anuales cada año.

Nuestra recomendación es que antes de decidir entre utilizar una forma jurídica u otra, se valore las implicaciones fiscales y contables que se desprenden en cada caso.

4. Protección de datos y seguridad

Hoy en día es fundamental tener correctamente implementado todo lo relativo a la protección de datos de carácter personal, así como los mecanismos de protección de brechas de seguridad, y más aún cuando hablamos de negocios tecnológicos cuya actividad se desarrolla fundamentalmente de forma online.

Tanto es así que debemos tener en cuenta que la normativa relativa a la protección de datos de carácter personal opera no sólo en relación con los datos de nuestros clientes y/o usuarios, sino también con los datos de nuestros proveedores y empleados. Se deben regular la responsabilidad y los derechos por escrito, a través de contratos.

Además, la normativa europea en esta materia también exige la implementación de unos protocolos y mecanismos de seguridad, adaptados a cada tipo de negocio, para protegernos de posibles brechas de seguridad.

5. Protección de intangibles

El valor fundamental en una startup suele residir en sus activos intangibles, esto es, sus derechos de propiedad intelectual e industrial.

Es fundamental para el negocio proteger estos elementos y, para ello, habrá que tener en cuenta los países en los que se opera para poder registrar debidamente estos derechos en los organismos públicos que corresponda. Con ello, conseguimos dar publicidad a estos derechos, pudiendo emitir certificados de modo que se pueda gozar de un mecanismo de prueba.

 

Si estás pensando en lanzar tu startup y necesitas ayuda para el cumplimento de todas las obligaciones legales, en Metricson estamos deseando hablar contigo. Acompañamos a las startups, emprendedores y nuevas empresas cubriendo todas las necesidades legales específicas, pactos de socios, constitución de la sociedad, operaciones de inversión, entre otros.

Si quieres más información o quieres saber más acerca de nuestros servicios, no dudes en ponerte en contacto con nosotros aquí.

 

Artículo escrito por:

Bárbara Campos – Abogada especialista en Derecho Corporativo y M&A

barbara.campos@metricson.com

 

 

Photo by Danielle MacInnes on Unsplash

Related posts

Post a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.