Scroll to top
© 2017, Norebro theme by Colabr.io

5 recomendaciones sobre qué incluir en las actas del consejo

El Consejo de Administración de una empresa es el “órgano colegiado que dirige la marcha de una empresa, supervisando y guiando la actuación de la dirección”.

Para los emprendedores junior: el consejo es una reunión periódica en la que se alinea la estrategia de la compañía para optimizar recursos y procesos y se adoptan decisiones estratégicas.

Algunos puntos a tener en cuenta sobre la información que deben contener las actas del consejo:

1.Algunos CEOs aprovechan estas reuniones para dar a los inversores la información que no les han enviado antes. No seáis esos CEOs

2. No vayáis al Consejo a proponer cosas que no tengáis negociadas

3. Cada vez es más frecuente encontrar actas de Consejo interminables, con todos los detalles de las intervenciones de los socios e incluso, adjuntando las presentaciones preparadas por los fundadores. Hay situaciones en las que es necesario dejar constancia de ciertas cosas, sobre todo cuando hay conflictos entre los socios o la compañía atraviesa un mal momento. Para eso, el secretario ya advierte que incorporará lo que los consejeros pidan que conste en acta.

No es recomendable que las actas sean exhaustivas y, sobre todo, es una mala práctica incorporar las presentaciones por muchos motivos: se pueden descontextualizar, habrá correcciones aceptadas sobre la marcha y en la Due Diligence de dentro de ‘x’ años no quieres que vean todo eso.

4. Hay muchos más motivos, pero en general nuestro consejo es que las actas sólo contengan la información mínima para permitir el trabajo del equipo directivo y el seguimiento de la estrategia. Pensad que los consejeros, además, tienen responsabilidad civil y penal por sus actos.

5. En caso de duda, preguntad a inversores que están en muchos consejos y os dirán 2 cosas: actas simples y secretarios sólo cuando hay que tomar decisiones. Lo demás son reuniones privadas entre consejeros de las que prefieren que no queden constancia, muchas veces con razón.

Así que, resumiendo: no redactéis vuestras actas como una novela, sino como una guía.

Pensad qué queréis que lea un juez, un competidor o un consultor que no sabe nada de vosotros dentro de 5 años cuando queráis vender la empresa. 

Si queréis saber más sobre las funciones del consejo, el rol del consejero y cómo preparar y ejecutar el consejo, os dejamos esta publicación de Samuel Gil con mucha info de interés.

 

Metricson es una firma de servicios legales especializada en negocios tecnológicos e innovadores y ayudas a empresas de todo el mundo a desarrollar y proteger su actividad con las máximas garantías legales.

Si quieres más información o quieres saber más acerca de nuestros servicios, no dudes en ponerte en contacto con nosotros aquí

 

*Artículo basado en el hilo de Twitter publicado aquí 

 

Photo by Headway on Unsplash

Related posts

Post a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Chat Metricson