Scroll to top
© 2017, Norebro theme by Colabr.io
en es

Analizamos la Ley de Startups

El 7 de julio de 2021 se promulgó el anteproyecto de la Ley para el fomento del ecosistema de empresas emergentes, popularmente conocida como la Ley de Startups. Analizamos su ámbito de aplicación, el significado de lo qué es una empresa innovadora, los incentivos fiscales, la atracción de la inversión extranjera, las stock options y la burocracia (la simplificación de la misma).

Cuando se habla de apoyar a las startups desde las instituciones, nos referimos a una serie de materias, entre otras, la fiscalidad de los planes de retribución especial (stock options) y de la inversión nacional e internacional, la atracción y fidelización de talento, distintos tipos de sandbox (financiero, fiscal, regulatorio) y la eliminación de barreras administrativas.

El Anteproyecto de Ley de Fomento del ecosistema de las empresas emergentes, la denominada Ley de Startups, contempla todos estos temas y resumimos algunos de ellos a continuación:

Ámbito de aplicación

Para poder beneficiarse de este régimen las empresas deberán, entre otros requisitos:

  • Tener sede social o establecimiento permanente en España
  • Tener a la mayoría de sus empleados en España
  • No repartir dividendos
  • Haber sido creada recientemente
  • Ser innovadora

El anteproyecto no considera como empresa de nueva creación aquella que haya sido creada por un emprendedor que ya hubiese lanzado anteriormente otra startup beneficiaria de estas medidas. Pero si examinamos la exposición de motivos, esta establece que “si el primer intento fracasa, como es característico en proyectos de alto riesgo, pueden volver a aplicarse los incentivos de esta ley a una segunda empresa constituida por los mismos fundadores, pues debe darse otra oportunidad a quien, pese al fracaso, pero con la experiencia adquirida, quiera intentarlo de nuevo”. Suponemos que esta incongruencia ser corregirá en futuras versiones del anteproyecto.

 

Definición de empresa innovadora

La definición de lo que es una empresa innovadora, lo marcará lo que diga ENISA que es uno de los principales promotores del desarrollo del ecosistema emprendedor en España y su sistema de préstamos participativos sigue siendo un mecanismo irremplazable de financiación.

Aún así, la definición de una empresa como innovadora dependerá de los criterios establecidos por tres ministerios distintos, por lo que ENISA no podrá aplicar su propia experiencia y conocimiento, sino que tendrá que ceñirse a intereses políticos que no siempre tienen por qué responder al interés del mercado.

 

Incentivos fiscales

Dentro de los incentivos fiscales que contempla la norma, las empresas innovadoras verán reducida la tributación del Impuesto de sociedades al tipo del 15% durante los 4 primeros ejercicios, y podrán aplazar el pago durante los dos primeros ejercicios.

El aplazamiento está ya previsto en la normativa tributaria y el tipo aplicable a empresas de nueva creación es ya del 15% durante los 3 primeros años, y los desafíos a los que se enfrentan las startups (product-market fit, desarrollo de nuevas soluciones, rondas de inversión, etc.) hace que sean muy pocas las que consigan beneficios durante sus 5 años iniciales.

Quizá esto pueda provocar la creación de vehículos diseñados a medida que utilicen como ventaja este incentivo fiscal.

 

Atracción de inversión extranjera

Ahora mismo, cualquier persona física o jurídica que quiera entrar como socio en una empresa en España tiene que tener un NIF y/o un NIE. Esto ocasiona retrasos a la hora de cerrar las operaciones de inversión por la imposibilidad de escriturar el aumento de capital.

El anteproyecto mantiene la obtención de un NIF para personas físicas como jurídicas como requisito, pero simplifica el proceso para obtenerlo y que la resolución se pueda conseguir en 10 días. Si cuentas con la documentación adecuada, el proceso se resuelve en el mismo acto.

Lo que no se especifica en el anteproyecto es la documentación necesaria, por lo que es difícil anticipar el efecto que tendrá la medida.

Lo que sí que se regula un trámite específico para que los inversores extranjeros puedan solicitar el NIF a través de la notaría en la que se firme la constitución o el aumento de capital en la que se aprueba su incorporación como socio a la sociedad.

Asimismo, se amplía el tipo de deducción por inversión en empresa de reciente creación del 30% al 40% y se aumenta la base máxima de 60.000€ a 100.000€, ampliando también el plazo durante el cual se podrá llevar a cabo dicha inversión.

 

Stock options

Las medidas adoptadas para fomentar los planes de incentivos son dos:

  • se amplía la autocartera disponible del 10% al 20% del capital social y
  • se amplía de 12.000€ a 45.000€ el mínimo exento anual para cada empleado

Un ESOP (plan de stock options para empleados) suele oscilar entre un 5% y un 10% del capital social y se dota en el momento de otorgamiento de las participaciones a través de un aumento de capital, por lo que el aumento de la autocartera para este fin no tiene ningún efecto práctico.

Y en cuanto al mínimo exento, es una buena noticia, aunque sigue siendo difícil de aplicar porque obliga a que la participación en el ESOP se extienda a todos los empleados de la empresa, algo muy extraño para una empresa que no esté cotizada y, además, cuente con inversores.

No se regulan en la norma, los efectos fiscales negativos asociados a los planes de Phantom Shares (tributación como rendimiento del trabajo en lugar de rendimientos del capital), a pesar de que la mayoría de planes de incentivos actuales se configuran bajo esta modalidad.

 

Burocracia

Se establecen varias medidas dirigidas a reducir la burocracia que existe actualmente:

  • se reducirá el plazo para resolver sobre la calificación de los actos societarios de las startups, para agilizar su ejecución.
  • se reducirán los aranceles registrales.
  • se permitirá la inscripción de los pactos de socios (opcional, no obligatorio). Ojo a esta novedad, porque muchos pactos contienen información sensible de la compañía que nadie querría ver publicada. Esto podría -o debería- conducir a la segregación de los pactos de socios en dos documentos distintos: uno que contenga acuerdos meramente societarios y otro que refleje acuerdos estratégicos para la compañía, vinculantes para los socios y la sociedad, pero que todos prefieren mantener bajo un estricto régimen de confidencialidad.
  • Se promoverán los entornos controlados de pruebas (sandbox) para evaluar la utilidad, viabilidad y el impacto de innovaciones tecnológicas.

 

 

Luis Gosálbez - Metricson Artículo escrito por:

Luis Gosálbez – Socio Director de Metricson

luis@metricson.com

 

 

 

Metricson es una firma de servicios legales especializada en negocios tecnológicos e innovadores y ayudas a empresas de todo el mundo a desarrollar y proteger su actividad con las máximas garantías legales.

Si quieres más información o quieres saber más acerca de nuestros servicios, no dudes en ponerte en contacto con nosotros aquí

 

 

Photo by Paul Skorupskas on Unsplash

Related posts

Post a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *